Estirar Portada

Entrenamientos

Cuándo hay que estirar: ¿antes o después del ejercicio?

20 Dic , 2017  

Sabemos que estirar es una parte muy importante del ejercicio físico, especialmente para evitar potenciales lesiones.

Sin embargo, decidir cuál es el momento ideal para realizarlo suele generar dudas entre deportistas y aficionados.

Tiempo atrás, lo más habitual era realizar estiramientos antes de la actividad física, como factor preventivo, ¿pero sigue siendo así?

¿En qué consiste el estiramiento?

El estiramiento es una parte esencial en un programa de entrenamiento. Puede realizarse como parte del calentamiento previo o en la vuelta a la calma posterior.

Para que los estiramientos sean plenamente efectivos debemos tener en cuenta que:

  • Debemos hacerlos de forma lenta y relajada.
  • Pueden molestar, pero nunca llegar a doler.
  • Tienen que darnos sensación de bienestar.
  • Se basan en movimientos similares a los de nuestra práctica deportiva.
  • Requieren que mantengamos una respiración correcta y profunda.

Estirar antes del ejercicio

Realizar los estiramientos antes de la actividad física era, tradicionalmente, la forma más habitual. De esta forma, se creía que se preparaban los músculos para el esfuerzo y se evitaba que pudiéramos sufrir lesiones.

Sin embargo, en los últimos años se ha demostrado que los beneficios no son tan claros. Hay especialistas que consideran que estirar antes del esfuerzo debilita nuestros músculos.

Realizar estiramientos estáticos sobre un músculo frío puede incluso crear pequeñas lesiones en las fibras musculares, llegando a afectar al ejercicio que queramos practicar después. Además, pueden provocarnos:

  • Disminución de la fuerza
  • Pérdida de resistencia muscular
  • Riesgo de lesionarnos antes de entrenar
  • Bajada de la potencia general

Estirar 1

Lo más recomendado es calentar realizando estiramientos dinámicos, que sigan la lógica del ejercicio que practiquemos después, pero a menor intensidad. Por ejemplo, realizar una caminata rápida antes de correr.

Es decir, es mejor que entremos en calor con una actividad ligera y hacer algún estiramiento dinámico (zancadas, saltos, etc.) a baja intensidad.

Estirar después del ejercicio

La opción de estirar después de realizar la actividad física es la que está ganando cada vez más adeptos.

Con el ejercicio, nuestros músculos se han tensado y ha aumentado su circulación sanguínea, por lo que una correcta aplicación de los estiramientos estáticos nos permitirían:

  • Normalizar el tono muscular.
  • Restablecer el correcto flujo sanguíneo muscular.
  • Mejorar el trofismo (el estado de nutrición de nuestro tejidos).
  • Prevenir la potencial aparición de lesiones.

Estirar 2

Los estiramientos deberían ser suaves, sin sentir dolor, por si durante el ejercicio se hubieran producido microroturas musculares que se agravarían si estiráramos de forma brusca.

Conclusiones

Existe un gran debate acerca de cuál es el mejor momento para estirar. Como en todo, no existe una verdad universal, pero sí que se puede observar una tendencia más habitual: realizar los estiramientos después del ejercicio.

Estirar suavemente después del ejercicio, cuando los músculos ya no están fríos, para oxigenarlos y restablecer la circulación sanguínea, puede ser una buena forma de asegurar que no sufriremos lesiones.

¡Hasta la semana que viene! 😀

, , , , , , , , , , , ,

By



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *