Yoga Portada

Entrenamientos

El yoga y sus ventajas

14 Feb , 2017  

El yoga es una práctica física, mental y espiritual que lleva practicándose desde hace siglos.

Esta disciplina cuenta con múltiples variantes (como el Hatha o el Power Yoga) y se ha ido expandiendo debido a sus grandes beneficios para nuestro bienestar integral.

En esta época en la que sobresalen la rapidez, las prisas, la tensión y el estrés, ¿por qué no le damos una oportunidad al yoga?

¿En qué consiste el yoga?

Es una disciplina milenaria con origen en la India y que ha ido evolucionando hasta la actualidad.

La palabra yoga proviene del verbo en sánscrito “yuj-“, que puede significar “unir”, “conectar”, “concentrar”…

Es por ello que la idea principal del yoga es que cuerpo, mente y espíritu se unen, con el fin de lograr un mayor bienestar tanto físico como mental y espiritual.

Yoga 2

Se compone de:

  • Posturas (asanas)
  • Relajación (savasana)
  • Meditación (dhyana)
  • Respiración (pranayama)
  • Kriyas (limpiezas)
  • Mudras (sellos energéticos)
  • Kirtan (cantos)
  • Otros mantras o rituales

Esta práctica aporta tanta transformación positiva que ya son muchos los que la consideran una forma de vida.

Beneficios físicos del yoga

  • Postura y equilibrio

En las asanas (posturas) se basan los diferentes movimientos del yoga. Con ellas, se logra una postura erguida, evitando así desviaciones y otras dolencias musculares.

  • Flexibilidad

Es uno de los beneficios más claros. De forma gradual, serás capaz de realizar posturas que al inicio te parecieron imposibles (como tocar las puntas de los pies o realizar arcos hacia atrás).

Yoga 1

  • Pérdida de peso

El yoga, como cualquier otro ejercicio, te pone en movimiento, por lo que logras quemar calorías de forma sana y gradual.

Además, esta práctica también aporta una mayor consciencia de aquello que ingerimos, así como más capacidad de autocontrol, por lo que nos ayudará a mantenernos en nuestro peso.

  • Fuerza y resistencia

Las diferentes posturas corporales del yoga deben mantenerse durante cierto periodo de tiempo, esto implica que nuestros músculos aumenten de tono y fuerza. También, se fortalecen las articulaciones y la masa ósea, al realizar una amplia gama de movimientos.

A su vez, esto nos protegerá de potenciales lesiones o enfermedades (como la artrosis o la osteoporosis).

  • Circulación sanguínea y oxigenación

El yoga hace que la sangre fluya, sobre todo en los pies y las manos, y transporta mayor cantidad de oxígeno a las células. Además, nos permite deshacernos de toxinas y así limpiar y desintoxicar nuestro cuerpo.

Todo ello ayuda si se sufre hinchazón en las piernas y disminuye las posibilidades de sufrir ataques cardíacos.

  • Estreñimiento

Como la gran mayoría de ejercicios físicos, el yoga permite un transporte más rápido de la comida y los desechos a través de los intestinos.

Puede ser una gran ayuda para personas con úlceras, síndrome del colon irritable y estreñimiento (afecciones que suelen relacionarse con el estrés).

  • Azúcar

Por otra parte, reduce el nivel de azúcar en la sangre y el llamado “colesterol malo”. A largo plazo, permitirá disminuir el riesgo de padecer fallos renales o ceguera.

Beneficios mentales del yoga

  • Paz interior

Mediante el yoga y la meditación, podemos tomar consciencia de la paz que se encuentra en nuestro interior, y así tranquilizar nuestra mente.

De esta manera, logramos conectar cuerpo y mente y sentir que debemos vivir el aquí y el ahora.

  • Concentración

Las distintas posturas, que nos aportan resistencia y flexibilidad, facilitan la concentración y nos ayudan a estar alerta y mejorar la atención.

  • Autoreconocimiento y autoestima

La atención hacia lo que hacemos (respiraciones, posturas) y cómo nos sentimos, hace que mejore nuestra propia aceptación y, en consecuencia, aumenta nuestra autoestima.

Yoga 3

  • Estabilidad emocional

Lograr esta conexión cuerpo-mente y autoreconocernos tal y como somos, nos permite liberar emociones destructivas (como la ira o el odio). Esta visión positiva nos permite relacionarnos mejor con nuestro entorno.

  • Estrés

El yoga desciende nuestro nivel de cortisol (la llamada “hormona del estrés”), nos hace más resistentes a las situaciones adversas y nos ayuda a controlar la ansiedad.

  • Sueño

La práctica de yoga aumenta los niveles de serotonina, la hormona que interviene en el control del estrés y que nos permite un mejor descanso.

Solo nos queda animarte para que, si aún no lo has probado, te unas a una sesión de yoga. ¿Te atreves? 🙂

¡Hasta la semana que viene!

, , , , , , , , ,

By



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *