Magnesio Portada

Suplementación

Magnesio: todo lo que necesitas saber

26 Abr , 2016  

El magnesio (Mg) es el cuarto mineral más abundante en nuestro organismo, y forma parte de nuestros huesos, músculos, sangre y diversos tejidos.

Su importancia, por lo tanto, es absoluta. Además, ¿sabías que es indispensable para más de 300 reacciones bioquímicas de nuestro cuerpo?

Al magnesio se le llama macromineral porque se necesitan más de 100mg por día, como ocurre con otros minerales como el calcio, fósforo, sulfuro, sodio, cloro o potasio.

En este artículo conoceremos qué cantidad debemos consumir, dónde podemos obtenerlo y qué beneficios nos aporta.

Cantidad recomendada

La cantidad diaria recomendada de magnesio gira alrededor de los 300-420 miligramos para una persona adulta, dosis que un alto porcentaje de la población no obtiene en su dieta habitual.

También es importante tener en cuenta que algunos factores pueden aumentar esa deficiencia de magnesio como, por ejemplo, la propia genética, algunas enfermedades o el consumo de ciertos fármacos.

Alimentos ricos en magnesio

La alimentación, sin duda, es una de las fuentes de adquisición de magnesio más importantes.

Magnesio 2

Algunos de los alimentos con mayor concentración de magnesio son:

  • Vegetales: espinacas, acelgas, coliflor, cebolleta, puerro, guisantes
  • Condimentos: hojas de cilantro secas, albahaca seca, perejil
  • Semillas: de lino, de comino, de calabaza, de sésamo, de girasol
  • Frutos secos: nueces, almendras, anacardos
  • Otros: cacao en polvo, algas Agar secas, frijoles, aguacate, plátano deshidratado, cereales integrales, salvado de arroz integral, germen de trigo, levadura de cerveza, suero de leche, salmón, etc.

Sin duda, las verduras de hoja verde son las grandes aportadoras de este mineral.

Además, debemos tener en cuenta que hay aspectos que provocan una mayor cantidad de magnesio como, por ejemplo, los cultivos orgánicos (sin aditivos químicos), un medio ambiente acorde, un tipo de agua correcto, etc.

Suplementos de magnesio

Para asegurar una correcta cantidad de magnesio en nuestro organismo, podemos encontrar en el mercado varios tipos de suplementos de este mineral. Entre ellos, los más comunes son:

  1. Cloruro de magnesio: contiene un 12% de magnesio, pero tiene mayor absorción que otros
  2. Carbonato de magnesio: contiene un 45% de este mineral y tiene propiedades antiácidas
  3. Citrato de magnesio: se trata de magnesio con ácido cítrico y tiene propiedades laxantes
  4. Glicinato de magnesio: favorece la absorción y brinda el mayor nivel de biodisponibilidad
  5. Óxido de magnesio: contiene un 60% de este mineral, que está unido con un ácido orgánico o un ácido graso, y tiene propiedades suavizantes
  6. Sulfato de magnesio: es utilizado como laxante, hay que vigilar bien la dosis a tomar
  7. Taurato de magnesio: combina magnesio y taurina (un aminoácido), se usa por el efecto calmante en cuerpo y mente

Magnesio 1

Importancia y beneficios

La importancia del magnesio en nuestro organismo es indiscutible, ya que una carencia de este mineral afecta a muchísimas funciones vitales de nuestro cuerpo.

Es por ello que su consumo tiene tantos beneficios. A continuación, encontrarás algunos de ellos:

  • Es esencial para el crecimiento porque ayuda a desarrollar huesos más fuertes
  • Otorga una mayor fuerza muscular y nivel de energía
  • Ayuda a mantener el buen funcionamiento de nervios y tono muscular
  • Actúa contra la tensión muscular provocada por el estrés físico
  • Previene de enfermedades relacionadas con el corazón
  • Es considerado antitrombótico, ya que evita la formación de coágulos en la sangre
  • Reduce la presión arterial, mediante la relajación del aparato circulatorio
  • Tiene incidencia en la diabetes, ya que disminuye la glucemia y aumenta la resistencia a la insulina
  • Reduce el dolor provocado por algunas enfermedades o tratamientos
  • Depura el exceso de sustancias químicas nocivas que se encuentran en nuestro organismo
  • Ayuda a evitar calambres en los músculos
  • Retrasa el proceso de envejecimiento, especialmente evitando párkinson, artritis o artrosis
  • Es un gran complemento de la vitamina K2 y la vitamina D

Seguro que después de leer todos estos beneficios considerarás la introducción de este imprescindible mineral a tu dieta diaria.

¡Hasta la semana que viene!

, , , , , , , , ,

By



1 Response

  1. […] gracias a los flavonoides (pigmentos vegetales) y a los minerales como el zinc, el selenio, el magnesio o el […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *