Sobreentrenamiento Portada

Entrenamientos

¿Cuáles son las consecuencias del sobreentrenamiento?

20 Jun , 2017  

El sobreentrenamiento, como cúmulo de cansancio que provoca una disminución del rendimiento, es uno de los problemas de salud más comunes entre deportistas.

Querer superarnos y acercarnos a nuestro límite es una tendencia lógica en el mundo del deporte. Pero, en ocasiones, superamos este límite llegando al sobreentrenamiento.

Si no aprendemos a evitarlo o a superarlo, puede tener serias consecuencias para nuestra salud tanto física como psicológica.

Cuáles son sus causas

Obviamente, el factor principal que causa el sobreentrenamiento es la práctica del deporte de forma excesiva, pero también hay otros que pueden afectar. Repasémoslos:

  • Entrenamiento: es la causa más común. Tanto por exceso de días de entrenamiento como por realizarlo con demasiada intensidad.
  • Alimentación: es muy importante tenerlo en cuenta, ya que es nuestro combustible. Debemos alimentarnos de forma regular y teniendo en cuenta nuestras necesidades nutricionales.
  • Hidratación: debería adecuarse para antes, durante y después de nuestro entrenamiento.
  • Motivación: aunque es importante estar motivados a la hora de practicar deporte, es indispensable hacerlo con cabeza y conociendo el límite de nuestro cuerpo.
  • Entorno: las condiciones meteorológicas en las que practicamos deporte también pueden llegar a afectar.
  • Salud: problemas de salud independientes al entrenamiento, pueden agravar nuestro cansancio físico.

Sobreentrenamiento 1

Primeros síntomas

No existe un factor determinante que de un día para otro nos muestre que padecemos de sobreentrenamiento, sin embargo, existen varios síntomas que nos pueden ir alertando:

  1. Disminución del rendimiento de forma continuada, independientemente del ritmo e intensidad de nuestro entrenamiento.
  2. Falta de concentración, que provoca una descoordinación en nuestros movimientos.
  3. Trastornos del sueño e irritabilidad.
  4. Alteración de la frecuencia cardíaca en reposo, aumentando de forma significativa.
  5. Sensación de falta de progreso en el entrenamiento.
  6. Dolores musculares y articulares.
  7. Falta de apetito, asociada a una pérdida de peso.

Ante estos síntomas, lo más recomendable es consultar con un profesional que pueda diagnosticarte correctamente.

Principales consecuencias

Si los primeros síntomas no se paran a tiempo, las consecuencias para nuestra salud se vuelven más graves, llegando al que muchos llaman “síndrome de sobreentrenamiento”.

Consecuencias físicas

  • Disminución del rendimiento de forma prolongada.
  • Poca potencia muscular y resistencia física.
  • Cansancio excesivo durante todo el día.
  • Fatiga respiratoria.
  • Dificultad para descansar y relajarse.
  • Aumento del pulso en descanso.
  • Músculos y articulaciones adoloridos.
  • Dolor estomacal.
  • Susceptibilidad a infecciones.
  • Aumento de la presión sanguínea.
  • Lesiones por la sobrecarga de trabajo.

Consecuencias psicológicas

  • Ausencia de motivación en nuestras tareas diarias.
  • Trastornos graves del sueño.
  • Tendencia a no poder concentrarse.
  • Facilidad para olvidar cosas importantes.
  • Inestabilidad emocional muy acentuada.
  • Pérdida de libido sexual.

Sobreentrenamiento 2

Consecuencias inmunológicas

  • Menor capacidad para evitar lesiones y enfermedades.
  • Disminución de la rapidez en cicatrización de las heridas.
  • Menor producción de glóbulos rojos.
  • Reducción drástica de las defensas del organismo.

Consecuencias bioquímicas

  • Aumento de la adrenalina, el cortisol y los ácidos grasos en el plasma.
  • Incremento de la serotonina.
  • Disminución del glucógeno muscular, la hemoglobina, el hierro y la ferritina.

Consejos para prevenirlo o superarlo

Para evitar llegar a la situación de sobreentrenamiento es importante que reconozcamos cuáles son los primeros síntomas, para evitar las consecuencias más serias que hemos visto antes.

Además, debemos aprender a ajustar el volumen y la intensidad de nuestro entrenamiento, realizar una recuperación adecuada y llevar una dieta equilibrada que nos aporte la energía que necesitamos.

Aunque todos queremos superarnos y medir nuestro límite, debemos ser realistas. Programar de antemano nuestro plan de entrenamiento nos ayudará a repartir de forma adecuada los volúmenes de trabajo y las fases de reposo.

La planificación de entrenos y de la dieta serán básicos para no padecer sobreentrenamiento. Recuerda siempre: más no siempre significa mejor.

¡Hasta la semana que viene!

, , , , , , , , , , , , ,

By



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *